Convertir recursos en basura y comprar basura a la industria

Siempre me ha llamado la atención la cantidad de broza que se puede ver en los contenedores en zonas semi-rurales pero últimamente este tema me está llevando del asombro a la desesperación. Usaré como ejemplo nuestra huerta del Lagares (Vigo) Hace algo más de año y medio que estamos trabajando en esa huerta, cuando llegamos a ella eran 500m2 ocupados densamente por silvas de dos metros de altura incluidos gruesos troncos.

Lo primero que hicimos fue entrar con la guadaña, guadañando y dejando la broza en el lugar, una vez guadañanda la tercera parte de la parcela, mientras uno seguía con la guadaña otros nos dedicábamos con rastrillo y azada a por un lado marcar bancales de un metro de ancho de donde desplazábamos la cobertura dejada por la guadaña a pasillos de medio metro de ancho, otra parte de la broza fue usada para hacer un cerco natural rodeando la huerta. De esa manera hasta cubrir toda la parcela, todo esto ante el asombro de vecinos y algún paseante que no dejaban de darnos concejos de como deshacernos de la inútil y molesta broza, nos recomendaban desde quemar la parcela completa o quemar la broza una vez extraída hasta dejarla en los contenedores, otro día hablaremos sobre hacer quemas sobre el mismo suelo que usamos para cultivar por el momento lo dejo en una síntesis stalmanina: quemar y agregar cenizas al suelo es bueno, quemar sobre el suelo a cultivar es malo.

Para hacer cultivable la parcela no nos hemos desecho ni de un gramo de la broza, es más, hemos importado grandes cantidades de broza y mierda de distintos animales de las parcelas de los vecinos y lo seguimos haciendo, poco a poco los vecinos pasaron de la incredulidad a decirnos frases tipo, “¿y donde está toda aquella broza? Cierto, cabrones, trabajáis menos que yo, no hace falta llevar la broza al contenedor, con dejarla en un rincón o ponerla por los caminos entre bancales se arregla el asunto y ahora ya ven que con los debidos procesos la broza no es basura es un valioso recurso que se convierte en fertilizantes más baratos y de mejor calidad en todo sentido que los fertilizantes y abonos químicos he incluso orgánicos comprados a la industria ya comienzan a preguntar el por que y el como del bocashi el lumbricompostado ya ven que la broza se puede compostar o usar para coberturas, que la broza gruesa, la fina, la espinosa, son todas aprovechables y que su aprovechamiento es rentable.

He descubierto que no se puede combatir con discursos y argumentos la ignorancia provocada por la mercadotecnia al servicio de la industria, en cambio el ejemplo azada en mano es la más efectiva forma de docencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *